Enigma Exprés "Explosión Inminente" (Madrid)

Enigma Exprés

(Explosión Inminente)







Empresa: Enigma Exprés. (pincha para acceder a la web)

Juego: Explosión inminente.

Dirección: C/ Plaza de la Condesa de Gavia 3, Madrid.

Teléfono: 644-35-89-88

Precio: 54€ por partida.

Número de jugadores: de 2 a 6 personas.

Dificultad: 3 de 4 (Medio)



Análisis


Cuando algo nos gusta, volvemos, y el caso de Enigma Exprés no podía ser diferente. La sala de "Explosión Inminente" se ha convertido (a título personal) es una de mis favoritas por el reto que supone (aun recuerdo como corría de un lado a otro de la habitación porque veía que no salíamos)

Había pasado tan solo una semana desde que un servidor hizo la sala de "El Elixir de la Eterna Juventud". Tenía muy claro que quería volver a Enigma Exprés para poder jugar a la otra sala, y La Coneja fue quien esta vez tomó la decisión.
El día de mi cumpleaños me presento en casa de La Coneja y me dice que tenemos plan para la tarde, que vamos a ir a jugar a "Explosión Inminente". Con muchas dudas de si conseguiríamos salir de allí, dado que sabíamos que el nivel de dificultad era más alto, no perdemos un minuto y nos encaminamos hacia el local.


Al llegar, la Game Master que nos atendió la semana anterior se acordaba de mi, y esto siempre se agradece; nunca nos cansaremos de repetir lo importante que es para nosotros (y para todos creo yo) encontrar un trato personalizado y que se preocupen por el cliente.

En esta ocasión, tuvimos a otra persona que nos guiaría durante todo el juego. La verdad que la chica no pudo ser más atenta. ¡Ya iban dos Game Master y las dos con un trato excepcional!. Como todos los miembros del equipo que íbamos (cuatro en total) ya habíamos jugado antes a salas de escape, nos hace un speech rápido sobre el funcionamiento de la empresa y enseguida nos mete en situación.

En esta ocasión una banda de terroristas ha colocado una bomba en el despacho de Ricardo Castillo, un detective privado que ya sufrió amenazas de muerte por su investigación sobre negocios turbios de una conocida red mafiosa.
Nuestro objetivo sera encontrar la bomba y conseguir desactivarla antes de 60 minutos.


Una vez que nuestra Game Master nos cuenta la historia, algo dentro de mi me dice que la sala que nos espera nos lo va a hacer pasar mal, y me apresuro a preguntar si el nivel es tan elevado como dicen (ya que habíamos escuchado que era una de las salas con mayor nivel de Madrid). La respuesta que obtenemos es totalmente sincera: No es imposible salir pero si que existe una curva de dificultad elevada comparándola con la habitación de "El Elixir de la Eterna Juventud". (Y que razón tenían)

Nada más entrar en la sala, se nota que volvemos a Enigma Exprés. Una ambientación muy bien conseguida, todo hecho con mimo y al detalle para que se parezca lo más posible a la sala de espera del despacho de un detective privado. La pintura de las paredes, los objetos, el atrezzo... todo indica que es la sala de espera del despacho de Ricardo Castillo. Tanto esa habitación como el resto son un lujazo. Cosas que mirar, tocar e investigar por todos lados, sin apenas (por no decir ninguna) restricción.
En esta ocasión no hay nada que podamos decir (a nuestro juicio) que no debería estar ahí o que falte. Gran trabajo chicos, nos encantó.

Pero como diría nuestra abuela del pueblo, metamos las manos en harina. ¿Como son los puzzles/enigmas? ¿Realmente presentan una dificultad elevada?
Realmente sí

La línea de dificultad de la sala está muy bien conseguida. Si bien es cierto que los primeros cinco o diez minutos de juego (la primera sala) poseen una dificultad normal, esta crece exponencialmente al abrir la primera puerta y empezar a resolver los enigmas. 
En este caso estamos ante un juego NO LINEAL, así que cabeza fría porque os encontraréis con pistas y objetos que usaréis mucho después de haberlos hallado. 

El equilibrio entre los puzzles lógicos y mecánicos está bastante bien conseguido, os pasaréis un buen rato intentando descifrar ese problema que os trae de cabeza pero también os encantará hacer todo lo que propone la sala. En este punto queríamos detenernos para felicitar la distribución de la habitación y el factor sorpresa.

En un momento del juego encontramos algo que, al menos para nosotros, fue totalmente inesperado. Creíamos que teníamos todo lo necesario para acabar la partida, y en este punto Enigma Exprés nos volvió a sorprender, haciendo que nos quedáramos unos segundos con cara de embobados diciendo "Ah, ¡que todavía hay mas!". Además, llegados a este punto, todo el grupo quería ser el primero en pasar por donde había que hacerlo, ¡Nos encantan este tipo de sorpresas!

La dificultad de los acertijos/enigmas va subiendo a medida que progresa la partida. Tranquilos que con un poco de cabeza fría y algo de experiencia, se pueden sacar. Aunque no os vamos a mentir, en ocasiones nos llegamos a frustrar por no conseguir descifrar el enigma que se nos proponía, llegando muy justos de tiempo al final, pero para eso siempre podemos pedir un poco de ayuda o pistas.

Pero si bien es cierto que toda la habitación mantiene un nivel elevado de dificultad, la última prueba se lleva la palma.

Yo estaba muy nervioso. El no poder mirar cuanto tiempo nos quedaba me hacía sentir que no salíamos de ahí. No podía parar de correr de un lado para otro de la habitación, dejamos a un lado el orden de los objetos que teníamos, acabando todo completamente tirado por el suelo, no sabíamos donde habíamos puesto alguna pista...en fin, un desastre. Tanto es así que La Coneja me dijo un par de veces que me calmara, porque los nervios se apoderaron de mí. Con esta premisa llegamos al final, y nos avisan por el walkie que nos quedan tan solo unos minutos. Hacemos lo que creemos que debemos hacer y conseguimos salir.

Una vez fuera de la habitación, pregunto por el último puzzle, y nos comentan como se resuelve correctamente y el porqué, y es aquí cuando veo realmente lo pensado que está todo y la dificultad de la sala. 
No os contaremos nada para no arruinar la experiencia, pero os diremos que para resolver el ultimo acertijo hay que tener una GRAN asociación de ideas (o mucha suerte, como fue nuestro caso). Tanto es así, que nos contaron que tuvieron que añadir una segunda solución válida al enigma, porque hallar la original era bastante complicado
Con esta prueba se nota mucho el mimo y el ingenio con el que está construida tanto "Explosión Inminente" como Enigma Exprés. Un verdadero placer haberos descubierto chicos.

Al final, conseguimos salir cuando quedaban apenas dos minutos, ¡por los pelos no volamos por los aires!

En resumen, "Explosión Inminente" es un claro ejemplo de como hay que hacer correctamente una habitación de escape. Divertida, ingeniosa y con un nivel que te hace sentir estupendamente cuando consigues escapar, desde luego que la recomendamos al 200% a todas aquellas personas que hayan jugado alguna vez y quieran un nuevo reto.

¡Si fuisteis contadnos que tal os fue y si conseguisteis salir!


¡Un gran trabajo en equipo! (gracias por aguantar mis nervios)


No hay comentarios:

Publicar un comentario