The X-Door "The Hunted Prision" (Madrid)

The X-Door

(The Hunted Prision)



Empresa: The X-Door. (pincha para acceder a la web)

Juego: The Hunted Prision.

Dirección: C/ Gran Vía 16, 3er piso, Madrid.

Teléfono: 638-00-30-13

Precio: 50€ por grupo.

Número de jugadores: de 2 a 6 personas.

Dificultad: 2 de 4 (normal)



Análisis


Era la segunda vez que nos encaminábamos hacia The X-Door, esta vez para hacer su segunda sala la cual, segun ellos, poseía un nivel de dificultad un poco más alto que "White&Black".

En esta ocasión, entramos un poco antes de la hora acordada al local, ya que nos comentaron que el grupo anterior había salido un poco antes de lo previsto y habían ganado algunos minutos. La verdad que no nos cansaremos nunca de decir lo que nos gustan este tipo de detalles y de preocupación por el cliente, ofreciéndonos poder jugar antes de la hora prevista. 
Como andábamos por la zona, no nos lo pensamos dos veces y nada más terminar la llamada, salimos derechos hacia el local de Gran Vía.

Una vez entramos en el local, nos sorprendemos. Todo había cambiado desde la primera vez que fuimos a jugar allí. Ahora el local es bastante más amplio, ofreciendo una sala de espera muchísimo más grande que la que poseían anteriormente, y situando la habitación que íbamos a jugar al principio del local, en vez de donde la tenían antes ubicada.

Nuestro Game Master aparece enseguida y, como sabía que ya habíamos jugado anteriormente, nos ofrece un speech rápido sobre las normas de la sala y enseguida entramos en materia, y de que manera.

En esta ocasión, nos cuentan la historia de Jack Smith, el cual fue acusado de asesinato en un juicio lleno de irregularidades y recluido en una celda con vigilancia continua; pero una noche, sin más, desapareció y nunca se volvió a saber de él. 
Nosotros hemos corrido la misma suerte que Jack, siendo acusados injustamente y encerrados en la celda en la que pasó su condena. Si es verdad lo que cuentan los demás reclusos y el espíritu de Jack Smith sigue allí, quizá nos ayude a escapar.

Hemos de decir que The X-Door ha pensado en el juego prácticamente al milímetro, y os aconsejamos que esteis muy atentos a todo lo que os diga el Game Master antes de entrar a la sala, ya que están tan metidos en el papel que puede que os de información que os ayude a salir a tiempo de la habitación... y hasta aquí puedo leer sin hacer ningún tipo de spoiler.

La historia nos gusta, nos mete en situación, sabemos que vamos a entrar a una celda llena de secretos, pero The X-Door cuida los detalles, y nos mete aún más en el papel. 
Antes de entrar a la habitación, nos ofrecen un número de serie plastificado y nos hacen una foto como si de una ficha policial se tratase (la típica de las pelis americanas donde el malo de turno sujeta con cara de asesino despiadado el numero de serie frente a una pared con un metro dibujado para saber su altura), ahora si que nos sentimos unos verdaderos reclusos, ¡nos encantó!. Además, el detalle de la foto no se queda ahí, si no que vuelven a usar la foto que nos han hecho en cierto momento en la habitación. No os contamos más por aquello de que odiamos revelar secretos de la sala, pero solo decir que estas pequeñas cosas, para nosotros, marcan la diferencia y hacen que cada sala nos parezca divertida. Aún después de haber jugado varias salas, detalles como estos nos hacen recordar cada escape que hacemos y divertirnos con él (¡que es de lo que se trata!).

Entramos dentro de la habitación y, como ya nos olíamos, esta nos transporta a otro mundo.
La ambientación de la cárcel es increíble, empezando por la iluminación de la sala. La luz tenue que baña toda la estancia es perfecta para transmitir la sensación de una celda fría y sombría, pero a la vez mantiene el equilibrio perfecto para que no tengamos que forzar la vista en ningún momento y todo se aprecie con claridad (que importante es una buena iluminación y el poco caso que se le hace en la mayoría de habitaciones).
La música también sabe jugar su papel. Nos acompaña durante toda la partida jugando como una influencia secreta; la oyes, sabes que esta ahí, pero el volumen es el adecuado para que te deje pensar con claridad y, sin que sepamos muy bien porqué, consigue transmitirnos esa sensación de desasosiego que debe pasar un preso que ha sido injustamente condenado, aislado en una celda hasta el fin de sus días.

Además, toda la parte de atrezzo, muebles y decorado es estupendo. Realmente sientes que estás dentro de una cárcel. Una cama desgastada, un espejo solitario, un habitáculo sin ventanas... todo te indica que estás en prisión.
Incluso la forma de hablar con el Game Master está pensada al milímetro, ya que esta vez, en vez de ofrecernos el típico Walkie para poder pedir pistas y demás, dentro de la habitación encontramos... ¡un interfono con el que poder comunicarnos y pedir ayuda si es necesario!
¡Increíble la sensación de inmersión!.

En cuanto a los puzzles/acertijos, en esta ocasión guardan una relación de 50-50. Diríamos que la mitad de los enigmas que encontramos son mecánicos (los que más nos gustan) y la otra mitad son para que nos estrujemos el cerebro intentando averiguar que querrán decir estos símbolos que me he encontrado o como podré completar este puzzle. Además, "The Hunted Prision" cuenta con dos enigmas que nos gustaron bastante.
El primero, de corte mecánico, era algo que no habíamos visto en otros escape room´s y, si bien es verdad que nuestra Game Master tuvo que entrar a solucionar un problema que tuvimos con el (todo por culpa mía, que soy un manazas y nada más entrar en la habitación "estropeé" la forma de solucionar el puzzle), lo hizo de manera muy rápida para que su intervención apenas nos sacara fuera de la experiencia. Aunque no os podemos contar de que puzzle se trata, la verdad que es bastante original y su resolución nos sorprendió bastante.

El segundo enigma que nos encantó, también de corte mecánico, se encuentra en la parte final del juego y, aunque ya sabéis que no vamos a contar nada, solo decir que nos pareció una idea muy original que potencia el trabajo en equipo. Además, esta idea solo la hemos visto en otra sala de Madrid, pero como esta abrió bastante después que "The Hunted Prision", nosotros atribuimos la idea original a The X-Door.

El nivel de dificultad nos pareció bastante asequible. No nos quedamos atascados en ningún momento y tampoco vimos enigmas que nos parecieran complicados de resolver. De hecho, ha sido una de las pocas habitaciones en la que no hemos necesitado ninguna pista para salir.

Por último, conseguimos no solo salir de la habitación sin ninguna pista, si no que además batimos el RÉCORD de la sala, sobrándonos 26 minutos. Según nuestra Game Máster, fuimos bastante rápido.

En resumen, "The Hunted Prision" es una habitación en la que la ambientación sabe jugar a la perfección su papel, metiéndote en situación hasta el final. Para nosotros, aunque se nos hizo algo corta por el tiempo que hicimos, es recomendable al 100% por todo lo que ofrece, sobre todo con la originalidad de algunos puzzles y la forma de escapar de la habitación, ¡que es realmente chula!
¡Si vais contadnos que tal vuestra experiencia y si conseguisteis salir!


¡Reto conseguido, nos vemos en futuras salas!




2 comentarios:

  1. sois unos cracks!!!
    que tal lo veis para 2 personas??
    Saludos chicos!!

    ResponderEliminar
  2. sois unos cracks!!!
    que tal lo veis para 2 personas??
    Saludos chicos!!

    ResponderEliminar