Claustrophobia Barcelona "Los prisioneros de la mazmorra" (Barcelona)

Claustrophobia Barcelona

(Los prisioneros de la mazmorra)




Empresa: Claustrophobia Barcelona (pincha para acceder a la web)

Juego: Los prisioneros de la mazmorra.

Dirección: Carrer de Girona 27, Barcelona.

Teléfono: 933-18-01-55

Precio: De Lunes a Jueves hasta las 16:30h./50€, hasta las 20:30h./60€, a las 23:59h./70€.

Viernes hasta las 13:30h./50€, hasta las 18:00h./60€, hasta las 23:59€/80€.

Sábados 80€.

Domingos 70€.


Número de jugadores: de 2 a 5 personas.

Dificultad: 2 de 4 (normal)



Análisis


Después de unas cuantas experiencias de salas de escape con temática de terror, decidimos buscar algo más "tradicional" en cuanto a historia se refiere, para así relajarnos un poco y ver si Barcelona estaba a la altura de lo que ya nos tenía acostumbrados. Y vaya si lo estaba.
Claustrophobia Barcelona cogió nuestras expectativas, las metió en el reactor de un F-16 de combate, puso los motores a tope y las lanzó directas al espacio. Desde luego es LA MEJOR SALA DE ESCAPE "tradicional" (matizaremos muchísimo esto a lo largo del análisis, ya que después de probar experiencias de terror nos gusta diferenciar lo que es el concepto de una sala de escape tal cual la entendimos nosotros cuando empezamos a jugar, y lo que es una sala de terror, que más que "room escape" los consideramos experiencias con toques de "room escape") que hemos podido probar en todo el recorrido que llevamos hasta la fecha; son LOS MEJORES y lo demuestran durante todo el juego.

Entramos en el local de Claustrophobia Barcelona con muchísimas ganas de probar lo que ofrecían, ya que solo habíamos odio cosas buenas de ellos. Desde luego se han encargado de cuidar la estética y el marketing, porque el local se ve desde el principio de la calle. Una cristalera inmensa descansa en la fachada dejando ver perfectamente la sala de espera, donde es imposible no fijarse en la cantidad de flyers (panfletos de toda la vida, que hay que ver como nos gusta meter anglicismos a todo para no parecer Paco Martinez Soria en "La ciudad no es para mí" al hablar) que tienen sobre la mesa de otras empresas. Nos ENCANTA ver que las empresas se recomienden entre ellas, ya que nosotros nos fiamos muchísimo de su criterio.

Una vez hechas las presentaciones con nuestro Game Master y metidos en materia sobre las reglas básicas (que apenas hay reglas, porque se puede tocar prácticamente todo y eso nos encanta) llega el momento de entrar a la habitación, y toca ponerse serios.

GRACIAS Claustrophobia Barcelona, GRACIAS por ofrecernos lo que buscábamos en una sala de escape desde el mismo día que empezamos a jugar. Gracias por no descuidar ningún detalle, por caer en la vagancia del "ponemos esto así y listo", por todo el esfuerzo que hay en "Los prisioneros de la mazmorra". Gracias por hacernos pasar una hora que queríamos que no acabará jamás.

Empecemos por lo que nos encanta, la ambientación. En una sola palabra, es SUBLIME. Si alguna vez visitasteis una mazmorra real, os aseguramos que no seréis capaces de notar la diferencia con el decorado que se han currado estos chicos.
Para que lleguéis a entender el trabajo que hay detrás y el por que es tan sumamente INCREÍBLE la ambientación, os diremos que al salir de la sala, La Coneja y yo pensábamos que habían aprovechado una vieja bodega que habría en el local, de ahí la sensación de humedad, el frío y todo el ladrillo visto de la pared (lo que es una mazmorra, vamos). Cual fue nuestra sorpresa que al terminar, los chicos de Claustrophobia Barcelona nos cuentan que no, que el local era una sucursal de un banco, un edificio moderno. Esto quiere decir que TODA la habitación de "Los prisioneros de la mazmorra" esta hecha LADRILLO A LADRILLO (con dos coj*nes), y creédnos, el curro que hay detrás es superlativo.
Tanto es el trabajo que les llevó dejar la sala tan sumamente bien que tardaron 11 MESES en abrirla. ¡ASÍ SE HACEN LAS COSAS!


Os aseguramos que sentiréis al 100% que estáis dentro de una mazmorra de la Europa medieval.

En cuanto a la forma de entrar a la sala, los chicos de Claustrophobia Barcelona empiezan MUY fuerte, y ocurre algo que no me esperaba para nada. La sensación que tuve al ver lo que pasaba fue de: "espera espera espera...¿que encima estoy en esta situación?" (obviamente no os podemos contar que es para no revelaros nada y que lo viváis como nosotros). Una pasada. 

La sala es GRANDE, MUY grande, tanto que en ciertos momentos pensábamos que era imposible que siguiéramos en el mismo local. Existen muchísimos recovecos en esas mazmorras, y desde luego la persona que se le ocurrió como distribuir el espacio para aprovecharlo tantísimo se merece un premio aparte.

Dejando aparte la ambientación (cosa que es imposible dejarla aparte, porque no os podéis hacer una idea de lo que nos impactó, la mejor ambientación en una sala "tradicional" que hemos visto jamás), los enigmas/puzzles son una pasada.
Sin revelaros mucho, os diremos que apenas hay candados (yo creo que conté tres o cuatro) y absolutamente TODOS son candados de la época que se vivía en la Europa medieval. Esto quiere decir que un candado de flechas, números o imantado sería algo completamente anacrónico y no entraría en el marco de lo que nos quieren contar. A nosotros esto particularmente nos flipó, ya que prácticamente todo lo que hay que hacer es mecánico. 
Sin hacer ningún spolier, nos gustaría resaltar tres pruebas que nos dejaron con la boca abierta.
La primera es algo que hemos visto cientos de veces en películas que suceden en escenarios de culturas pasadas, y que siempre habíamos querido hacer, alucinante.
La segunda fue descubrir algo que no podíamos creer que estuviera allí, nos sentíamos como Nicolage Cage en "National Treasure" ("La búsqueda" en su versión en castellano, que ole la traducción "fiel" del título) cuando encuentra algo que lleva cientos de años oculto.

Y la tercera bueno... fue algo que tuve que hacer yo solo mientras La Coneja estaba en otra estancia, y la verdad que la pobre se llevo un buen susto porque no sabía que me estaba pasando, pero os aseguro que fue algo DIVERTIDÍSIMO de hacer.

En cuanto a la dificultad, es perfecta para dos/tres personas. A nosotros no nos pareció difícil, pero si es cierto que no llegamos sobrados de tiempo al final de la sala, cosa que nos encanta. Eso sí, en algún momento tuvimos que pedir alguna pista porque veíamos que no avanzábamos. 

En cuanto a la forma de suministrar pistas, olvidad los walkies y las pantallas dentro de la ¿habitación? (es que es tan sumamente perfecta que casi me molesta catalogarla solo de habitación, ya que aquello es muchísimo más), ya que es algo que tampoco pegaría en esta historia. Además, hemos de decir que dentro de la sala no sabemos que tiempo llevamos (a no ser que nos lo diga nuestro Game Master por los altavoces), pero os aseguramos que NO NOS IMPORTÓ. Tanto el tiempo que nos quedaba como el que hicimos nos dio absolutamente igual, ya que Claustrophobia Barcelona te atrapa tanto que lo único que quieres es seguir jugando, descubriendo cosas y que no se acabe nunca. Una autentica pasada.

Al final conseguimos salir, y los chicos de Claustrophobia tienen un detalle genial. Una vez que terminas la partida, te regalan una PULSERA de goma con el nombre de la empresa. Además, como dato curioso, cada juego de Claustrophobia (recordemos que es franquicia y hay varias por todo el mundo) tiene un color de fondo y fuente de letra distinto, así que cada sala tiene su propia pulsera. ¡Un detallazo!

En resumen, "Los prisioneros de la mazmorra" de Claustrophobia Barcelona nos a roto los esquemas y se ha convertido en EL MEJOR escape room "tradicional" que hemos podido probar. Desde luego lo suyo es cuidar TODOS los detalles y entran directos a nuestro top. No solo LO RECOMENDAMOS al 100%, si no que es de visita obligada si estáis por Barcelona o si queréis haceros una ruta por las mejores habitaciones de escape de España.
Chicos, ¡mil gracias por recibirnos y por todo el trabajo que hacéis!

¡Si vais contadnos que tal vuestra experiencia y si conseguisteis salir!

¡Foto final con ropajes de época!


No hay comentarios:

Publicar un comentario