The House of Whispers "La historia de Myra Savage" (Barcelona)

The House of Whispers

(La historia de Myra Savage)



Empresa: The House of Whispers (pincha para acceder a la web)

Juego: La historia de Myra Savage.

Dirección: Carrer de Napols 307, Barcelona.

Teléfono: 658-01-39-43

Precio: 2 a 3 personas/54€, 4 a 5 personas/60€

Número de jugadores: de 2 a 5 personas.

Dificultad: 2,5 de 4 (normal/medio)



Análisis


Seguimos con nuestra andadura por Barcelona y esta vez nos adentramos en The House of Whisper. No os vamos a mentir, ha sido la experiencia en la que MÁS MIEDO hemos pasado y en la que más nos hemos divertido.

Acabábamos de salir de probar "Ouija" y, los chicos de Horror Box nos recomendaron encarecidamente que si eramos amantes del género de terror, fuéramos a visitar The House of Whispers; desde luego no se equivocaban. Esta habitación es muchísimo más que una sala de escape, es toda una experiencia que merece la pena vivir. De hecho, ni ellos mismos se consideran un escape room porque el objetivo no es escapar de la habitación, si no que va mucho más allá. Desde aquí queremos dar las GRACIAS a todo el equipo de The House of Whispers por hacernos pasar verdadero miedo
Para nosotros, se han colocado directamente a la cabeza en el mundo de las experiencias de terror mezcladas con toques de escape room. Son de los mejores y lo demuestran desde que entrar al local.

La verdad que Barcelona es otro nivel, tanto que tenemos que callarnos muchísimas cosas en nuestros análisis para no desvelar nada, porque todo merece la pena que sea descubierto como lo hicimos nosotros, ya que esto te mete muchísimo más en la historia. Así que intentaremos contaros lo que vivimos de la manera mas "secreta" posible.

Comencemos por el grado de terror que ofrece. Si nos leéis habitualmente (y si no, ya os lo comento yo ahora mismo) a La Coneja y a mi nos encanta el terror y cualquier experiencia que tenga que ver con este, pero nos cuesta (en mayor o menor medida) pegar un bote cuando nos asustan o que un grito salga de nuestra garganta. Mucho nos habían hablado del miedo que ofrecía The House of Whispers, pero aunque íbamos 100% dispuestos a pasar miedo, dudábamos de que se pudiera conseguir. Que equivocados estábamos.

Nunca vi a La Coneja pasarlo tan mal. A los cinco minutos de entrar en la habitación, me dijo que no sabía si quería seguir jugando o salirse ya que el terror se estaba apoderando de ella. Que llegue a ocurrir esto es UNA PASADA y agradecemos ENORMEMENTE a todo el equipo de esta empresa por lograr llegar a estas cotas, con razón son tan sumamente buenos.
El hecho de ver a La Coneja pasarlo tan mal, hizo que intentará hacerle ver que no pasaba nada por seguir jugando; pero en bastantes momentos no pude evitar GRITAR (sí sí, gritar, con todas las letras) del miedo yo también, INCREÍBLE.

Si os gusta el terror, hay varios momentos memorables. Especialmente hay uno que no me puedo sacar de la cabeza. Sin contaros prácticamente nada, os diré que en cierto momento tuve que ir a buscar algo yo solo (ya que La Coneja se negaba a venir conmigo) a una estancia en la que acababa de estar hacía unos minutos y la imagen que captaron mis ojos se me ha quedado grabada a fuego. Aun se me ponen los pelos de punta escribiendo estas líneas mientras recuerdo el frío que me recorrió de punta a punta la espina dorsal. Me sentí como en mis películas favoritas de terror donde el protagonista es testigo de algo que le deja totalmente paralizado. Desde luego, The House of Whispers son de LOS MEJORES a la hora de hacértelo pasar mal. 
Lo que sucedió a esta escena fue algo con lo que aun nos reímos a carcajadas cuando lo recordamos ya que, una vez hecho lo que había que hacer, salí CORRIENDO (de una manera que ríete tú de Usain Bolt) hacía donde se encontraba La Coneja como si fuera uno de aquellos 300 Espartanos batallando en las Termópilas (que solo me faltó gritar "¡¡AU, AU, AU!!")

No os podemos describir como nos gustaría lo que allí vivimos, ya que salíamos con la sensación de que verdaderamente había un ente enfadado con nosotros en aquellas estancias. Tanto es así, que llegué a ATRANCAR una de las puertas con un sofá y una silla, por miedo de lo que pudiera pasar al otro lado de la habitación. BRUTAL.

Como habréis notado, no hemos contado nada de la historia, y en esta ocasión tampoco lo vamos a hacer. ¿Porqué? por que creemos que para pasar auténtico terror hay que ir allí como fuimos nosotros, sin saber nada, y la historia que te cuentan al principio es FUNDAMENTAL para entrar en materia. Los chicos de The House of Whispers la cuentan tan bien, que ya en la recepción (por cierto, de un mal rollo supremo ésta, nada más entrar ya te piensas si quieres hacer la sala o no) se encargan al contarte la historia de acojonarte. 
Ya en el speech inicial se nota la profesionalidad de la empresa y que han pensado en absolutamente todo para conseguir que entres con esa sensación de miedo/adrenalina. 
Además, solo os diremos que gran parte de la historia que cuentan está basada en hechos reales (como extra os diré que, a los que como yo, seáis magos, la historia os va a flipar).

En cuanto a la ambientación, la historia se sucede en una casa, y no podemos no expresar aquí lo PU*AMENTE GENIAL que está ambientada la casa. Recuerda muchísimo a todos esos escenarios y decorados de película de serie B y casas de finales del siglo XIX. Pero sin duda, lo mejor de toda la ambientación, es la manera en la que te dicen que hay que jugar.
Nos morimos (dentro de la casa por poco lo hacemos literalmente) de ganas de contaros todo y hacer un gran spoiler, pero queremos que lo disfrutéis tanto como nosotros. Así que para describiros esta "manera de jugar" solo se nos ocurre decir que en la sala hay que hacer "algo" cada vez que queráis avanzar que os aseguramos que da MUCHÍSIMO mal rollo, tanto que tienes el mismo miedo de hacerlo y avanzar, como de no hacerlo y quedarte donde estás.

Si queréis un consejo, os recomendamos que vayáis a probar esta experiencia no más de tres jugadores, aunque para nosotros el número ideal es solo dos, ya que se forman situaciones en las que os tocará estar solos, y la sensación de quedarte solo allí dentro es un chute de adrenalina BRUTAL.

Por último en lo referente al terror y la ambientación, nuestro Game Master nos dijo que día sí día también había gente que le pedía dejar de jugar porque no querían seguir sintiendo esa sensación tan mal rollera. Cuando esto ocurre, la persona puede abandonar la habitación y el resto seguir jugando. Yo os aseguro que si La Coneja hubiera decido salirse, me hubiera pensado muy mucho en quedarme solo allí dentro.

En lo referente al tema puzzles/acertijos, tenemos que decir que no, no son muy difíciles, pero el miedo que pasamos hizo que lo viéramos todo MUY cuesta arriba. Tanto es así que en un punto de la partida creíamos que no lo conseguiríamos y moriríamos ahí dentro. 
Absolutamente TODO está hilado con el escenario y con los objetos de la época a la que pertenece la historia.

El tema pistas (que para nosotros fueron realmente necesarias) vienen suministradas por un Walkie. Tened paciencia con el Walkie, sin revelaros nada, os diremos que funciona como funciona porque es NECESARIO para la ambientación de la sala. Un verdadero PUNTAZO.

Por último, conseguimos salir vivos de allí cuando nos quedaban solo seis minutos (aunque nosotros creíamos que era imposible conseguirlo).

Antes de finalizar nuestra experiencia queremos dar las GRACIAS enormemente no solo a The House of Whisper por hacernos vivir lo que siempre habíamos buscado, que es el llegar a casa después de la partida y tener miedo a quedarnos a oscuras, si no a nuestro Game Master, TURCO, porque es una persona que vimos que le APASIONA el trabajo que hace. Creednos cuando decimos que se lo curra muchísimo y que nuestra partida es su partida. 
Aparte tuvo una atención no solo excelente, si no que nos quedamos con las ganas de irnos a tomar unas cañas con él, porque el buen rollo que desprendía era increíble.

En resumen, The House of Whisper ha conseguido que se nos queden grabadas unas imágenes que difícilmente olvidaremos, ha logrado que La Coneja casi abandone (y poco le faltó para salir llorando a la pobre) y que yo pegara el grito y el sprint de mi vida. Son unos VERDADEROS CRACK´S en sugestionarte y hacértelo pasar MUY mal y MUY bien a la vez. Desde luego son de LOS MEJORES que hemos podido probar en este tipo de experiencias de terror, así que las recomendamos al 900% a todos aquellos que queráis pasarlo mal o simplemente intentar superar vuestros miedos.
¡Un placer haber podido visitaros chicos, ojalá nos vemos pronto!

¡Si vais contadnos que tal vuestra experiencia y si conseguisteis salir!

La cara de La Coneja lo dice todo.



2 comentarios:

  1. Nosotros estuvimos hará dos semanas. Y flipamos en colores, el análisis que habéis realizado lo comparto 100x100. Si cuando fuimos nosotros escuchasteis algún grito lejano éramos nosotros desde Barcelona;)))

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Esteban!

      La verdad que el miedo que pasamos es tremendo, una experiencia totalmente recomendada como ya sabes!

      Ademas, por si no lo sabes, tienes la opción de repetir la sala, ayudando al Game Master a asustar (nosotros lo hicimos la semana pasada y fue una experiencia brutal, se ve todo con otros ojos!)

      Si te gusta el miedo, sin duda te recomendamos Ouija de Horror Box y las dos partes de Insomnia Coporation (El coctel del doctor y Experiment). Unas experiencias muchísimo mas que geniales!!

      Un saludo! :)

      Eliminar