Escape The Loggia "La habitación 1336" (Madrid)

Escape The Loggia

(La habitación 1336)



Empresa: Escape The Loggia (pincha para acceder a la web)

Juego: La habitación 1336.

Dirección: C/ Linneo 10, Madrid.

Teléfono: 626-75-72-53

Precio: 50€ de Lunes a Jueves, 65€ de Viernes a Domingo.

Número de jugadores: de 2 a 5 personas.

Dificultad: 3 de 4 (Medio)



Análisis


Mucho tiempo habíamos esperado para poder jugar a Escape The Loggia. Entre trabajo, viajes y demás quehaceres habíamos ido posponiendo nuestra visita a esta genial empresa (y que sabíamos que apenas salía nadie de la sala, todo hay que decirlo.)

Pero una tarde nos escribe Guillermo Guerrero, uno de los dos socios fundadores de toda la franquicia de The X-Door (podéis leer nuestros análisis de sus dos salas "White&Black" y "The Hunted Prision" pinchando en los nombres) y nos comenta que va a estar en Madrid unos días y le encantaría hacer alguna sala con nosotros, ¡así que no podíamos perder la oportunidad!
Cerramos un día y dejamos reservada "La habitación 1336" en Escape The Loggia (en adelante Loggia, para abreviar).

La verdad que estábamos algo nerviosos (sobre todo El Zorro, que estaba bastante asustado por todo lo que habíamos visto en lo referente al nivel de dificultad de la sala), pero nos entusiasmaba la idea de poder conocer y jugar con los chicos de The X-Door, sabiendo el riesgo que conlleva el entrar a una sala con alguien que no conoces de nada, ya que la comunicación y las formas de ser y jugar son totalmente desconocidas.
Dicho por ellos mismos y por lo que habíamos oído, en este momento Loggia es de las empresas más difíciles de Madrid (con un porcentaje de salida menor al 5%, casi "ná")


Aún así llega el día indicado y con paso firme nos plantamos delante de la puerta del local de Loggia y solo la entrada nos hace soltar un "¡Que chulo!". La puerta de entrada, distinta a todas las demás de Madrid, se alza en mitad de la calle de Linneo imponente, misteriosa, sin saber muy bien que nos espera al otro lado. No nos lo pensamos dos veces y llamamos enseguida para ver que hay detrás de aquella entrada (bueno, eso y que hacía un frío que hasta la foto de nuestro carnet de identidad se había puesto bufanda, oiga)

Al entrar, el halo de misterio y frialdad cambia completamente, dando paso a una sala de espera de lo más acogedora y colorida, con grandes pizarras como paredes las cuales estaban abarrotadas de mensajes y nombres de todos aquellos grupos que, lamentablemente, no habían conseguido escapar de "La habitación 1336". A la izquierda de la puerta de entrada, en un hueco significativamente más pequeño en comparación al resto de paredes, se encuentra el muro de la fama, ¡con solo 12 grupos victoriosos!. La verdad que la sensación de adrenalina que transmiten con esto es brutal.

Una vez dentro del local, nos recibe el que sería nuestro Game Master, Jesús. No sabemos como explicar el buen rollo que transmite y lo que conectamos con él. Decir que fue súper simpático es quedarse muy corto, es un verdadero crack. Gente así en una empresa hace que no solo sea todo más sencillo, si no que al salir te apetezca que cierre el local e irte a tomar algo para comentar todas las anécdotas de la sala. ¡Una persona mucho más que genial!
Entre risas y bromas, Jesús nos dice que ya era hora de ir a hacer la sala, ya que habían pasado varios blogs antes que nosotros. ¡Os prometemos que a la siguiente vamos de cabeza de los primeros!

Al poco tiempo llegan los chicos de The X-Door, y Jesús procede a explicarnos las normas básicas de la sala.

Algo que llama MUCHO la atención y nos parece una idea genial es que toda la sala está construida a partir del concepto de la navaja Ockham, el cual defiende que la explicación más sencilla suele ser la correcta. Esto es algo que nos encantó, ya que toda la sala es un constante reto lógico, en el que este concepto está presente en prácticamente todo el desarrollo, ¡un puntazo chicos!
Nuestro Game Master nos explica que todo es manipulable (esto nos encanta) y antes de entrar a la sala nos da algo (no revelaremos de qué se trata para que lo descubráis por vosotros mismos) que quizá usemos en algún momento de la partida. Una vez explicadas las reglas de la habitación, nos cuenta la historia de nuestra misión.

En la década de los 50 el hotel Arrieta Ortense sufrió un terrible incendio y, después de un largo tiempo, hoy abre de nuevo sus puertas. Durante la remodelación del edificio, se ha extendido el rumor de que tras las paredes de la última habitación de la planta 13 se oculta el paradero de un agente secreto. Debemos entrar e intentar recuperar un maletín con una valiosa información que se perdió durante el incendio.

Os recomendamos que hagáis MUCHÍSIMO caso a vuestro Game Master cuando os explique la historia, ya que Loggia se guarda ases bajo la manga (y no os podemos contar más, que luego "tó se sabe")

Una vez contada nuestra historia entramos a la sala, y hemos de decir que la ambientación que ha conseguido Loggia es bastante, bastante buena
Toda la partida se desarrolla en la habitación de un hotel y, como debe ser, nada desentona. Podríais pensar que la ambientación de una sala así no puede ser nada del otro mundo, pero como hemos dicho, Loggia se guarda ases bajo la manga y se encargan de que todo vaya de menos a más; empezando por una habitación de hotel clásica y acabando en algo que es increíblemente chulo.
Aunque no os podemos contar del todo que es lo que hace a esta ambientación tan genial (ya que sería haceros un gran spoiler de la sala) os diremos que existe una ambientación más "adulta", oscura y sombría de lo que se puede apreciar a simple vista. El detalle de como está predispuesto el papel de las paredes es algo que nos llamó mucho la atención. Además, una vez alcanzado casi la mitad de la partida, se usa durante el resto de esta un objeto que, estéticamente nos encantó (somos muy de cosas antiguas), y más cuando supimos que toda la parte estética era la original, ¡que pasada!
Para finalizar con la ambientación, hay uno de esos detalles que nos encantan y que nos explicó Jesús al salir de la sala, y es lo que ocurre si no logras salir y completar la misión a tiempo. Si esto ocurre, la luz juega un papel fundamental y la sensación de agobio se agravará, ¡dando un chute de adrenalina que creemos que es brutal!

Pero si hablamos de Loggia tenemos que hablar de sus puzzles y su nivel de dificultad. Como sabéis, nosotros no ponemos notas a las salas, ya que creemos que para valorar algo con un dato numérico, tendríamos que tener unas pautas objetivas, algo que supiéramos que si la sala tiene esta cosa es un 5, y si tiene esta otra es un 8, y eso es algo muy subjetivo dependiendo de los gustos de cada uno. Pues bien, con la dificultad creemos que pasa absolutamente lo mismo. Nuestras notas de dificultad (que van del 1 al 4, calificándolas como fáciles, normales, medias y difíciles que te pasas), aunque intentamos que se basen en un general, también son subjetivas. ¿Loggia es una sala complicada? a niveles generales, y siendo lo más objetivos posibles, . Solo hay que ver el porcentaje de grupos que consiguen salir, y aparte sabemos que por el tipo de pruebas que tiene es una habitación que te va a poner MUY a prueba. ¿A nosotros nos pareció difícil? al menos no tanto como pensábamos. Quizá tuvimos simplemente un buen día, pero nos pareció que la dificultad de Loggia es increíblemente buena para los que buscan un verdadero reto, de esos que te hacen sentir muy bien cuando consigues superarlo. 
Tampoco vamos a mentir, en alguna ocasión las pistas nos salvaron la vida; y es que conseguir salir de Loggia sin pistas si que nos parece algo muy, muy complicado.

Todos los puzzles están genialmente hilados con la historia y, algo que nos encanta es que apenas se ven candados en la sala. Todo es de hacer, de buscar, encontrar, tocar y probar; y lo mejor de todo es que no se ve un solo cable de todos los mecanismos que tienen en la habitación, ¡una auténtica pasada chicos!
En cuanto a los puzzles, no podemos dejar de resaltar en concreto dos que nos divirtieron y asombraron muchísimo. El primero nos sorprendió la mecánica del juego, el como está construido, ya que no pensábamos que haciendo eso que hicimos fuera a pasar algo, ¡y vaya si pasa!. Es de esos puzzles que te hace ver el pedazo de curro y cariño que hay detrás de una sala.
El segundo fue el enigma final. Cuando te das cuenta de su resolución no puedes evitar que se te dibuje una sonrisa al ver que lo has tenido delante todo el tiempo. Se basa en una asociación de ideas brutal, una pasada.

Como consejo, os diremos que si llegáis al final del juego, vayáis sin prisa y mantengáis la calma, recordad que Loggia se guarda ases bajo la manga (¡y ya no os contamos más!)

Por último, logramos salir de la habitación a falta de 8:30 minutos, haciendo con ello el RECORD hasta el momento, ¡que adrenalina al salir!
Además, como apunte friki, dos de los tres socios que componen Loggia estudiaron diseño y desarrollo de videojuegos, y es algo que queda reflejado en su muro de la fama, ya que solo dejan poner tres letras como nombre del equipo, al más puro estilo de aquellas míticas máquinas recreativas, ¡algo genial!

En resumen, Escape The Loggia con "La habitación 1336" nos ha sorprendido muchísimo. Claramente queda reflejado todo el cariño y la dedicación que hay detrás de toda la sala y no solo la recomendamos un 200%, si no que estamos MUY ansiosos de poder jugar todo lo que abrirán próximamente (¡que ya os adelantamos que mínimo tendrán dos habitaciones más!). Una sala divertida, rápida, dinámica y desde luego todo un reto para los que busquen un punto más de dificultad. ¡Una partida increíble!



 ¡Primer puesto en el muro de la fama con ZCX! (Zorro y Coneja y The X-Door)

1 comentario:

  1. Hice esta sala con unos amigos amateur y aquello fue un cristo de mucho cuidado... me resultó difícil y aunque estaba bien ambientada, no te engaño se te digo que esperaba un poquito más.

    ResponderEliminar