Action House "Un caso perdido" (Madrid)

Action House

(Un caso perdido)


Empresa: Action House (Pincha para acceder a la web)
Juego: Un caso perdido
Dirección: C/ Luis Vives 6, Madrid
Teléfono: 640-252-445
Precio: 2 personas/50€, 3 personas/66€, 4 personas/72€, 5 personas/75€, 6 personas/90€
Número de jugadores: de 2 a 6 personas
Dificultad: 2,5 de 4 (normal-medio)

Introducción

Hoy toca hablar de algo muy especial, de una sala que nos ha conquistado el corazón, que nos ha descubierto un "género" nuevo; una sala que (en nuestra opinión) se ha convertido en la mejor de Madrid y una de las mejores que hemos jugado hasta ahora. Hoy toca hablar de Action House y su juego "Un caso perdido".

En esta ocasión fuimos un poco rezagados a la hora de probar la sala. Tanto Perro como Gato de Como el Perro y el Gato, Chus y Moi de Escape-Blog y Adri y Bea de Broomers The Escapist Brothers, nos habían hablando mucho y muy bien de Action House. Lo único que oíamos era "tenéis que ir", "hemos estado riendo toda la hora", "casi llorando de la risa". Todo apuntaba a que era una sala que tenía algo especial, ¡y vaya si lo tenía!. Tanto se estaba corriendo la voz, que una noche una semana antes de ir a jugarla, nos escribió al Facebook una lectora habitual (¡un saludo Rosa!) diciéndonos que si no la habíamos hecho, estábamos tardando. ¡Nuestras expectativas no hacían más que crecer!

¿Y que tiene de especial "Un caso perdido"? La respuesta es clara. Es una sala completamente CÓMICA. Esto es algo que en un principio nos chocaba y no sabíamos como podía salir el experimento, pero os aseguramos que la fórmula es estupenda y funciona a la perfección.

Así que nada más volver de un viaje que teníamos programado, reservamos la primera hora que pudimos y nos encaminamos hacia el local.
Estábamos sobre aviso de que en Action House eran unos fanáticos del RolePlaying (básicamente porque lo pone en su web, que no es que nosotros seamos Colombo, oiga) y eso es algo que nos encanta. El hecho de que te reciban desde el minuto uno metidos en papel, hacen que el juego pase de ser una sala normal a toda una experiencia. Cuando existe un "roleo" y este es bueno, creemos que se consigue que nos metamos diez veces mas en la historia. A fin de cuentas, las salas de escape buscan transportarnos a otro mundo y hacer que vivamos aventuras que de otro modo no podríamos, así que ya que la gran mayoría poseen una historia, ¿porqué no explotarla al máximo haciéndonos sentir partícipes desde que entramos?. Esto es lo que sin duda, Action House consigue a la PERFECCIÓN.

Nos plantamos delante de la misteriosa puerta morada (morado puñetazo como ellos mismos describen en la web). Sabemos que en cuanto llamemos vamos a meter las manos en harina, así que El Zorro suelta su habitual "A tope ¿eh?" y La Coneja responde como siempre "Estoy a tope". Respiramos hondo y golpeamos la puerta.

Nada mas hacerlo nos recibe Bruno, un particular mayordomo que consigue hacernos reír a la tercera frase que suelta, y nos invita a pasar a la curiosa casa, y en este momento quedamos ojipláticos como se suele decir (que tampoco es que se diga mucho, la verdad).

Ambientación

No es que pueda decirse, es que debe decirse que la ambientación que se han currado estos chicos para recrear una casa de corte clásico es impresionante. Realmente es como si entraras a una casa baja normal, la idea de que es un local no solo desaparece, si no que en ningún momento se te pasa por la cabeza. La "sala de espera" (que no existe como tal realmente), es la propia sala de estar, una PASADA. Mires donde mires hay decenas de detalles que inundan las paredes, el techo o el suelo. TODO está donde tiene y donde debe estar. 

Desde luego es una de ambientaciones más conseguidas que hemos visto en Madrid hasta la fecha de esta publicación, totalmente comparable a esas que hemos visto fuera de la capital y que tanto nos han gustado.

Mientras nos mirábamos con cara de "¡que pasada!", Bruno sigue en su papel de excéntrico mayordomo y no para de hacernos reír a causa de esa personalidad tan peculiar que tiene. Y, de una manera muy bien hilada, nos vamos enterando de cual es nuestra historia.
Como decimos (y creemos que es importante matizar este punto), la forma de contarnos cual es nuestro objetivo está tan bien estudiada que existe una continuidad en todo momento, tanto que, una vez dentro de la sala, si intentamos hacer memoria, no somos capaces de decir en que momento nos contaron nuestra misión, ya que realmente la hemos ido descubriendo poco a poco en todo el "roleo" inicial. Simplemente brutal.

Además, en un punto concreto antes de entrar a jugar (no podemos decir cuando para no revelar nada), se da una de las situaciones más divertidas que hemos vivido en una sala de escape, y es que en cierto momento, La Coneja fue toda decidida a hacer algo mientras el resto mirábamos asombrados, sin saber muy bien que estaba pasando, pero solo podíamos reír y reír


Van pasando los minutos y la historia avanza con nosotros. Una pantalla simulando un cuadro nos da las instrucciones básicas de todo aquello que no podemos hacer en la sala, y además nos cuenta que tenemos tres objetivos. La historia que nos propone "Un caso perdido" es la de ayudar a un famoso periodista y profesor universitario, Alejandro Altarriba, a resolver un misterioso caso del que no sabemos mucho (pero que iremos descubriendo poco a poco tanto durante el "roleo" inicial como dentro de la sala). Así que los tres objetivos a cumplir no os lo revelaremos aquí, ya que sería contaros parte de la historia y creemos que merece la pena descubrirlos tal cual lo hicimos nosotros.

Entramos a la sala donde jugaríamos, pero Bruno nos dice algo que debemos tener en cuenta durante toda la partida, y es aquí donde Action House se saca un As de debajo la manga, y propone un método de juego desconocido por nosotros hasta ahora, y que ya os aseguramos que DIVERTIDÍSIMO e INNOVADOR (al menos para nosotros, que como decimos no lo hemos visto en ningún lado antes).

Es bastante difícil contar sin revelar nada en que se basa esta forma de jugar, pero es algo que debéis vivir por vosotros mismos una vez allí. Como mucho, os podemos decir que existe cierta "tensión", que se transforma en tensión cómica, dando lugar a situaciones muy, muy divertidas y haciendo que cada partida sea diferente. Y hasta aquí podemos leer, que no queremos decir más de la cuenta, leñe.

Puzzles/Enigmas

En cuanto a los puzzles/enigmas y su dificultad, debéis saber que cuando hacéis la reserva por la web, se os da la posibilidad de escoger entre tres "modos de dificultad", dependiendo de si es la primera vez que jugáis, ya habéis hecho alguna sala o si sois unos apasionados de este mundo. Nosotros quisimos ir a por todas y cogimos el nivel de dificultad más alto y os aseguramos que, con algo de ayuda (obviamente, porque si no aun seguimos allí) y un poco de cabeza fría, conseguiréis cumplir los objetivos antes de que termine el tiempo.

Y es en este apartado, en las pistas, donde debemos hacer hincapié. Actión House vuelve a sacarse otro As de la manga y hace que pedir pista, sea de las cosas más divertidas que podéis hacer. No os podemos decir el porqué, pero como consejo, para que veáis el trabajo y las ganas que hay detrás de esta empresa, os recomendamos que pidáis un par de pistas o tres, ¡os va a encantar!. Tanto es así, que El Zorro pedía pista aunque no la necesitáramos, solo la gracia que tenía hacerlo. ¡Una pasada chicos!

Los juegos van en la línea de la historia que nos cuentan, y todo está orquestado para que vayamos cumpliendo los objetivos uno a uno de manera progresiva.

Además, Actión House cuenta con dos finales distintos: uno si se consiguen los objetivos antes de los 60 minutos y otro si se fracasa. Absolutamente TODO está pensado para que sea una experiencia de principio a fin.

Resumen

Al final conseguimos salir cuando faltaban algo menos de cuatro minutos para terminar, ¡y vaya forma de terminar, con la adrenalina a tope!

En resumen, Action House y su juego "Un caso perdido", entra directa al Top 1 de nuestras salas de Madrid. Un juego que te hace prácticamente llorar de la risa de principio a fin, con unas actuaciones realmente buenas y una sala de las que te encantaría volver a entrar solo por vivir de nuevo una experiencia tan buena. Desde luego, ¡recomendable al 500%!
¡Si vais contadnos que tal vuestra experiencia y si conseguisteis salir!

¡Entre risas y disfraces tomamos la foto final!

No hay comentarios:

Publicar un comentario